“Debemos desalentar las conexiones clandestinas de gas porque son un peligro para la gente”

Artículo publicado el jueves 03 de junio de 2021

Así lo expresó la concejal del Frente de Todos, Viviana Navarro. El tema fue tratado junto a los concejales de la Comisión 4 y el secretario de Infraestructura municipal, Maximiliano Lopez
Mediante una reunión mantenida en la Comisión de Planeamiento Urbano, presidida por la concejal Navarro, los concejales pudieron tomar cuenta de una situación que se está generando en ciertos barrios de la ciudad. Los ing. Maximiliano López, Eduardo Navarro (Subsecretario de Servicios a la Comunidad) y el coordinador Osvaldo Torrieri, explicaron que si bien la actual gestión municipal lleva invertidos cerca de 150 millones de pesos en la ampliación de las redes troncales de gas, empezaron a surgir conexiones domiciliarias clandestinas, en gran medida debido a la imposibilidad de afrontar los costos que demanda hacerlo de forma regularizada.
 
La concejal Navarro recordó que “Comodoro es una ciudad con muchos problemas con los radios de seguridad y pozos petroleros abandonados, pero también es cierto que el municipio ha invertido para acercarle el gas a la gente. Es así que se ha avanzado en casi 1500 conexiones y la posibilidad de conectar a más usuarios”. Sin embargo, según los datos relevados, sólo el 10% de las personas alcanzadas por las obras han realizado la conexión domiciliaria porque esto “tiene un costo al que mucha gente no puede hacerle frente”, remarcó la concejal. Esta situación genera que ante la necesidad de contar con el servicio, algunos vecinos se aventuren a realizar conexiones clandestinas para acceder al suministro.
 
La edil justicialista no desconoce que la empresa Camuzzi ha puesto a disposición la tramitación de créditos blandos para el acceso a la conexión domiciliaria, pero “debido a lo complejo de la situación económica actual hay gente que no tiene capacidad de pago de esos créditos y recurren a una medida desesperada”, señaló. “Por eso la idea es trabajar en desalentar las conexiones clandestinas de gente que no ha podido acceder a la conexión de forma regularizada, precisamente relevando a los que realmente necesitan asistencia para que el Estado pueda ayudarlos a acceder a la red domiciliaria”, manifestó Navarro.
 
Actualmente el Estado municipal tiene programas de asistencia para personas que necesitan acceder a las garrafas y la leña, “pero económicamente nos serviría más que las personas puedan acceder a la conexión domiciliaria de gas, para eso tenemos que saber quiénes son las personas que realmente necesitan”, precisó la concejal. “Este trabajo debemos articularlo a través de las secretarías de Hábitat y Desarrollo Humano municipal para convocar a las personas que no tienen posibilidad de acceder al crédito blando, la situación económica que estamos atravesando es muy compleja y es sumamente necesario desalentar estas conexiones clandestinas que representan un peligro para la gente”, concluyó.